7.23.2014

Un francotirador israelí mata a un voluntario que buscaba supervivientes en Gaza




"Un grupo de voluntarios de la organización propalestina International Solidarity Movement ha denunciado que un francotirador israelí asesinó de un disparo a uno de los voluntarios que buscaban supervivientes entre las ruinas del barrio Shayaía, en la zona oriental de Ciudad de Gaza.

 Los voluntarios acompañaban a un equipo de la Defensa Civil de Gaza, con los petos habituales que los hacen reconocibles, así como familiares de los habitantes del barrio destrozado por los bombardeos del domingo.
Un primer disparo dividió al grupo. Uno de los familiares, un joven que buscaba la casa de su familia, recibió el segundo disparo y cayó al suelo. Sus compañeros, aterrorizados, dudaban sobre si acercarse a él por miedo a ser los siguientes en caer.

 "Nadie podía ayudarle, estaba muy cerca pero no podíamos acercarnos porque los israelíes estaban disparando y no me cabía duda de que el resto moriríamos si intentábamos acercarnos", escribió después Rina Andolini.
"Ni siquiera podíamos darle algo a lo que agarrarse. Estábamos rodeados por escombros y cables que podían estar conectados a la corriente eléctrca. No pienses muy claro en un momento así. Luego recibió un tercer disparo y hubo un cuarto que no le dio. El segundo impacto fue el que le mató" (ver foto de Joe Catron)."             (eldiario.es, 21/07/2014)

7.16.2014

Les comunicamos que su casa será destruida en breves instantes...


"El Ejército israelí lo llama ‘aviso en el tejado’. Afirma que es la forma es que reducen el número de bajas civiles. Supone un reconocimiento muy poco implícito de que en esta ocasión están atacando zonas residenciales, casa donde vive gente.

 Un proyectil de mortero impacta en la azotea. La gente que está en las casas cercanas comienza a gritar. ¡¡El aviso!! El tono es de miedo o pánico. En cuestión de minutos, nadie sabe cuántos, se producirá una explosión mucho mayor. Si hay alguien en la vivienda, ha tenido que darse cuenta, pero quién sabe.

 Igual creen que la explosión ha sido en una casa cercana o deciden esconderse en un sótano. Tienen que tomar una decisión rápidamente. 57 segundos después, llega el misil y no provoca daños menores o sólo en la parte superior. La casa queda arrasada.



En esta otra imagen, pasa un minuto y diez segundos, pero la imagen está editada (*). Ha habido casos en los que entre el primer proyectil y la destrucción total han pasado cinco minutos, en otros quince.

Obviamente, hay casos sin aviso cuando los militares quieren matar a todas las personas que se encuentran en ese momento en el objetivo, o pretenden matar a una sola persona, pero no les importa eliminar también a su familia. 

En la noche del sábado, atacaron el edificio donde está la casa del jefe de policía de Gaza. Murieron 18 personas, casi toda su familia. Poco después se dijo que el policía estaba en estado crítico, pero el domingo se ha informado que sobrevivió.

(youtube)

También ha habido casos en que ese aviso inicial ha consistido en un mensaje por SMS pero luego el ataque no ha tenido lugar. Es un caso obvio de guerra psicológica, como el lanzamiento de panfletos sobre una zona con los que se ‘recomienda’ a sus habitantes que abandonen un barrio o, como ha ocurrido este fin de semana, casi toda la norte de Gaza ante un posible ataque por tierra.

Netanyahu afirmó que eso que nosotros consideramos zonas civiles son en realidades centros de mando de Hamás, lugares desde donde se coordinan y dirigen los ataques con cohetes sobre territorio israelí. En ese caso, ¿por qué les avisan con unos segundos o minutos de antelación para darles la oportunidad de escapar? 

“De ningún modo se puede considerar un aviso efectivo lanzar un misil sobre una casa habitada por civiles. Hemos documentado casos de civiles muertos o heridos por esos misiles en operaciones militares israelíes anteriores en Gaza”, ha dicho Philip Luther, de Amnistía Internacional.
(*): Inicialmente, escribí que la imagen no parecía editada. Sí lo está. Se aprecia en el minuto 1.16 en un balcón lateral del edificio que recibe el impacto. Gracias por el aviso, Juanjo."                 (Guerra Eterna, 13/07/2014)

7.14.2014

Qué ocurre después de un ataque israelí...




"Son las imágenes inmediatamente posteriores al ataque israelí a una casa de Jan Yunis, en el sur de Gaza. Siete personas han muerto, entre ellas un niño de ocho años, y 25 han resultado heridas. Como ha ocurrido en otras ocasiones en este tipo de bombardeos desde el aire, la familia que vive en esa casa recibió un aviso de que iba a ser atacada en unos pocos minutos. 

Cuando estaban saliendo, vieron un drone que arrojaba una bengala luminosa. En ese momento, se produjo la explosión. Pero varios vecinos del barrio habían acudido a la casa, y algunos estaban en la azotea, con la intención de impedir el ataque con su presencia.

El Ejército israelí afirma que este tipo de avisos es una forma de reducir el número de víctimas civiles. Las organizaciones de derechos humanos responden que esa política, que también se utiliza como arma de guerra psicológica, de ningún modo libera de responsabilidad a los agresores. 
El Ejército también sostiene que sólo ataca las viviendas de miembros de Hamás implicados en ataques a objetivos israelíes, lo que en varias ocasiones ha supuesto la eliminación de sus familiares."              (Guerra Eterna, 08/07/2014)

7.11.2014

La guerra..

 Una mujer alemana violada en Hohenlepte (Alemania) el día que acabó la Segunda Guerra Mundial

Muerte de un soldado

Esperanza y destrucción

Tony  Vaccaro  (El País, 20/06/2014)

6.15.2014

Fusilamientos...









"Los insurgentes del Ejército Islámico en Irak y el Levante (EIIL) se han jactado este domingo de haber “ejecutado” a 1.700 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes. El anuncio, a través de una cuenta de Twitter ya clausurada, se respaldaba con una serie de horripilantes fotografías en las que puede verse los enmascarados milicianos de ese grupo disparando a decenas de hombres con las manos atadas a la espalda y rostros aterrados."             

4.07.2014

La matanza franquista de los refugiados de la carretera Málaga-Almeria







 


“Imaginaos ciento cincuenta mil hombres, mujeres y niños que huyen en busca de refugio hacia una ciudad situada a cerca de doscientos kilómetros de distancia. No hay más que un camino. No hay más vía de escape.

 Y este camino, encajonado entre los altos picos de la Sierra Nevada y el mar, cortado en sus mismos tajos, sube y baja, desde el nivel del mar a las montañas, en declives de más de 30 metros”.

 Quien escribe este párrafo no se lo imaginó. Lo vivió. Lo fotografió. Lo contó. Y ayudó a muchos de esos hombres, mujeres y niños a salvar sus vidas. Es Norman Bethune, un médico canadiense que llegó desde Barcelona a Almería, con un camión con sangre para practicar transfusiones, el 10 de febrero de 1937, en plena desbandá del pueblo malagueño. (...)

Llévate a este, mira este niño. Este va herido. Niños con los bracitos y las piernas enredados en trapos ensangrentados; niños sin zapatos, con los pies hinchados; niños que lloraban desesperados de dolor, de hambre, de cansancio. Doscientos kilómetros de miseria.

 Imaginaos lo que serían cuatro días de andar escondiéndose en el puerto”. ¿A quién elegir? ¿A quién ayudar ante la multitud de padres clamando ayuda? El doctor y sus ayudantes terminaron desmontando el interior de la ambulancia y la usaron para trasladar a los más necesitados, sobre todo a los niños.   (...)

Nada decían los libros de esa historia tan cercana que, sin embargo, sí estaba presente en muchas familias malagueñas. “Era una historia muy viva que estaba silenciada”, añade Majadas. Entonces tampoco se hablaba de memoria histórica.  (...)

Durante cinco días, sin apenas descansar ni dormir, este médico canadiense salvó vidas y ayudó a muchas familias desfallecidas y hambrientas, “a costa de poner él mismo en riesgo su propia existencia y la de sus heróicos ayudantes”, escribe el director general de Memoria Democrática de Andalucía, Luis Naranjo, en el prólogo del libro reeditado. Héroes, sin embargo, ignorados en España.

 “Hasta hace muy poco el hospital principal de Málaga se llamaba Carlos Haya, el aviador que bombardeó la ciudad”, recuerda Majada. “Bethune debe ser recuperado como parte importante de la memoria democrática de este país, ya que representó como pocos los valores de solidaridad, resistencia y lucha por la libertad y la justicia que constituyen el mayor patrimonio histórico de las clases trabajadoras”, añade Naranjo. (...)

 “Deliberadamente arrojaron diez bombas en el centro mismo de la ciudad, en la calle principal, donde, amontonados en el pavimento, dormían exhaustos los refugiados.

 Cuando se habían alejado los aviones levanté del suelo los cadáveres de tres niños que habían estado tres horas de pie en una cola frente al Comité Provincial de Evacuación, esperando su ración de una taza de leche condensada y un pedazo de pan, único alimento disponible. 

La calle parecía un degolladero, con los muertos y los agonizantes, alumbrado por las llamas de los edificios que ardían”, escribió Bethune. “¿Qué crimen habían cometido estos hombres de la ciudad para ser asesinados de modo tan sangriento?”, se preguntaba el médico. “Su único crimen había sido el de votar por un Gobierno del pueblo”.              (Público, 07/04/2014)

2.25.2014

Campo de concentración norcoreano









"Kim Kwang-il, exprisonero en un campo norcoreano, es uno de los 80 supervivientes y desertores que ha dado su testimonio a la comisión de investigación de la ONU.

 Kim, que contó su experiencia en agosto de 2013 en una audiencia pública en Seúl, también entregó a la comisión unos dibujos que describen las torturas y las brutales condiciones de vida en los campos del régimen de Kim Jong-un.   (El País, 17/02/2014)

(1) Tortura de la paloma. (2) Torturas de la balanzas, del avión y de la motocicleta.

2.20.2014

Matanzas...




 

 


(1) Un soldado del Ejército de República Centroafricana acuchilla a un hombre acusado de pertenecer a los Seleka el 5 de febrero en Bangui (Reuters). (3) Una turba arrastra por las calles de Bangui el cuerpo de un musulmán tras lincharlo (Reuters). (4) El cuerpo de un musulmán asesinado el 9 de febrero por cristianos en Bangui (Reuters). (6)  Un soldado de la Unión Africana ante los cuerpos de dos musulmanes en Bangui (Reuters).-     (El Confidencial, 12/02/2014)


1.10.2014

Guerra en Siria


 



 






"Niclas Hammarström, recién liberado en Siria, ha ganado el XVII Premio Internacional de Fotografía Humanitaria Luis Valtueña que convoca Médicos del Mundo, por una serie de imágenes del conflicto sirio, tomadas en 2012"             (El País, 09/01/2014)